Curso: Introducción a las enseñanzas de Krishnamurti

Unidad 3

La Llama de la Atención



"No existe la ignorancia, sólo la inatención"
- Nisargadatta Maharaj



Si ya sabemos que es primordial conocer el contenido de nuestra conciencia, entonces surge la interrogante cómo vamos a lograrlo, a través de los libros? No, no es posible hacerlo de esta manera ni a través de un análisis introspectivo ni psicológico, ya que tenemos que comprender plenamente que nuestra vida está en constante cambio junto con toda la vida que nos rodea. Sólo a través de observar a las personas con las que nos relacionamos en la vida diaria podemos darnos cuenta, en ese mismo instante, tanto de nuestras virtudes como de nuestros defectos, ya que cada una de ellas es nuestro propio reflejo. Veremos en los otros justamente aquellas fallas que adolecemos y aquellas virtudes que poseemos.

Nuestra herramienta para lograr este cometido es la Llama de la atención. Tendremos que estar atentos todo el tiempo a todo lo que ocurre tanto en el exterior como en nuestro interior.

La atención es una cualidad todavía no desarrollada por el común de la humanidad. Una mente que no está atenta no conoce el significado de la vida, únicamente experimenta el conflicto y el sufrimiento como efectos que están fuera de su control.

Cuando hay total atención, hay comprensión de la verdad, cuando hay comprensión de la verdad no hay conflicto ni sufrimiento alguno.

Una mente que no ha desarrollado la atención genera de manera inconsciente causas derivadas de la falta de conocimiento de sí mismo, dando como consecuencia efectos de dolor y sufrimiento.

La generación de causas inconscientes es el resultado del condicionamiento del medio ambiente tanto del pasado como del presente. Únicamente podemos librarnos de las causas inconscientes cuando la inteligencia libere a la mente de los condicionamientos pasados y presentes del medio ambiente.

La inteligencia nace de la atención pura, ya que en la total atención hay comprensión del movimiento de la vida. Cuando hay tal comprensión, el condicionamiento desaparece y da lugar a la pura inteligencia que no es la inteligencia mecánica a la que estamos acostumbrados. No es la inteligencia basada en el conocimiento y las experiencias las cuales son siempre el pasado, sino está basado en el amor y la compasión.

Atención no es lo mismo que concentración. Concentrarse es dirigir nuestra atención hacia algo y por lo tanto nuestra energía de vida se dirige hacia un solo punto, mientras que la atención es percibir la vida como un solo gran movimiento.

Cuando nos concentramos en un solo punto, ya sea externo o interno, ya sea superficial o sutil, negamos al resto de la vida. La fragmentamos.

La verdadera meditación no es provocada, simplemente ocurre cuando estamos totalmente atentos a todo el movimiento de nuestra vida.

La cualidad de la atención se desarrolla simplemente a través de estar atentos y la atención es una cualidad que aunque está mas allá de nuestra propia conciencia, está a nuestro alcance y disposición.

La mayor parte de nuestras vidas la pasamos en una completa inatención. Simplemente actuamos de acuerdo a las respuestas establecidas en nuestra memoria, la cual es nuestro actual conocimiento y condicionamiento.

El sufrimiento es sólo una llamada de atención, cuando hay comprensión de la vida se acaba el sufrimiento. El sufrimiento es una herramienta del Amor. La terminación del sufrimiento es el comienzo del amor divino.

Atención significa estar atentos a todo lo que ocurre en nuestro mundo externo e interno. En esa atención nos damos cuenta de lo que somos y del peligro en que nos encontramos.

Atención significa el estar consciente todo el tiempo de si estamos de pie, sentados o acostados, si estamos caminando o estamos parados, si estamos respirando rápida, lenta o profundamente, si estamos comiendo, si estamos haciendo ejercicios, si estamos trabajando o estamos descansando. Atención es estar conscientes de que estamos vivos.

Atención significa el estar consciente todo el tiempo de nuestras emociones y sentimientos. Saber cuándo surge un deseo, cómo se produce ese deseo y cómo se disipa ese deseo. Saber cuándo surge el temor, cómo se produce ese temor y cómo se disipa ese temor. Atención es estar conscientes de que estamos vivos.

Atención significa el estar consciente todo el tiempo de nuestros pensamientos. Darse cuenta el momento que nace un pensamiento y seguirlo hasta su final. Darse cuenta de nuestros propios condicionamientos mentales y del rol que juega el pensamiento en el condicionamiento. Atención es estar conscientes de que estamos vivos.

Un paso importante es darse cuenta de que actualmente nuestra expresión de vida es sólo el resultado del condicionamiento del medio ambiente pasado y presente. Por lo tanto no somos individuos. Únicamente cuando la inteligencia libere a la mente del condicionamiento pasado y presente, entonces seremos individualidades capaces de caminar junto a todo el movimiento de la vida, la cual es la inmortalidad.

La mayoría de las personas están tan vivas como lo está una computadora. A tal acción se produce automáticamente un resultado previamente programado.

Sólo una mente que está inatenta está presa en las creencias y tradiciones. Estas son las mentes más destructivas.

Una mente que está atenta vive el presente de una manera fresca, sin heridas del pasado y sin ansiedad por el futuro.

Sólo una mente que está atenta puede investigar la verdad sin temor de ser engañada por el pensamiento. Cuando hay atención no hay movimiento del pensamiento.

El pensamiento es el gran productor de toda ilusión y por lo tanto de todo el dolor y el sufrimiento. Pero éste sucumbe ante una mente atenta.

Sólo cuando hay completa atención podemos mirar a través del velo de la ilusión y ver la verdad, ver lo que es.

Si se hace algún esfuerzo para estar atento, entonces eso no es atención, todo esfuerzo toma tiempo y el tiempo es producto del pensamiento. Y no puede haber al mismo tiempo una mente que está pensando y al mismo tiempo esté atenta. Atención es percepción pura sin pensamientos.

La atención es el primer paso para conocerse a sí mismo y también es el último paso para lograr la liberación final.



INDICE             Unidad 4